Archive

Posts Tagged ‘reglamento de seguridad privada’

Regulación legal de la figura del detective privado.

Las funciones que les son permitidas a los Detectives privados se establecen en el artículo 19 de la LSP, según el cual se pueden ocupar de:

a) Obtener y aportar información y pruebas sobre conductas o hechos privados.

b) De la investigación de delitos perseguibles sólo a instancia de parte por encargo de los legitimados en el proceso penal.

c) De la vigilancia en ferias, hoteles, exposiciones o ámbitos análogos.

Expresamente se les impide prestar servicios propios de las empresas de seguridad y ejercer funciones atribuidas a otros profesionales de la seguridad privada. Tampoco podrán realizar investigaciones sobre delitos perseguibles de oficio, debiendo denunciar inmediatamente ante la autoridad competente cualquier hecho de esta naturaleza que llegara a su conocimiento y poniendo a su disposición toda la información y los instrumentos que pudieran haber obtenido.

En ningún caso podrán utilizar para sus investigaciones medios materiales o técnicos que atenten contra el derecho al honor, a la intimidad personal o familiar o a la propia imagen o al secreto de las comunicaciones.

El artículo 20 de la LSP, por su parte, prohibe la obtención de la habilitación necesaria para ejercer la profesión de detective privado a los funcionarios de cualquier administración pública que se halle en activo al momento de la solicitud o durante los dos años anteriores a la misma.

Podría decirse que el punto fundamental del régimen profesional de los Detectives privados es la sumisión a licencia del ejercicio de su profesión. Mediante este título administrativo se crea una relación duradera de control entre administración y profesional; hay incluso una suerte de atracción de la profesión de detective privado a la esfera de la administraciòn policial.

Como podemos comprobar, el desarrollo legislativo de la profesión de Detective privado no goza de demasiada extensión, al menos en lo que respecta a la LSP. Será el reglamento de seguridad privada, aprobado por Real Decreto 2364/1994 de 9 de diciembre, el que lleve el correspondiente desarrollo del articulado que acabamos de mencionar.

En otro momento analizaremos el reglamento de seguridad privada para abordarlo de una manera más profunda.